Herramienta curiosa y gráfica

¿Cómo trabajan los historiadore/as?
Es una pregunta que siempre vuelve a la superficie de mis interrogantes, entre pesadilla y fascinación por la producción escrita historiográfica de los demás. Hoy en día, varios de los profesionales de la historia, independientes o adscritos a la academia, tienen un blog, a partir del cual entregan herramientas de trabajo, reflexiones, dudas, avances.
Curiosidad entre las curiosidades destacadas por el historiador mexicano Felipe Castro -un maestro en términos de dominio de las tecnologías aplicadas a la historiografía- apareció hace poco una herramienta del mundo virtual: Google Ngram Viewer.
¿Qué es eso?

Por lo que entendí, es un buscador de ocurrencias de palabras en el inmenso fondo de libros albergados por Google Books. Millones y millones de páginas escaneadas, con un método OCR o similar, que permite indexar palabra por palabra. Una cifra vertiginosa de palabras que Ngram Viewer propone presentar en un gráfico simple. El gráfico entrega el resultado de la búsqueda e indica cuándo y con qué “intensidad” aparecieron las palabras en los libros. Siguiendo a Felipe Castro, exploré las tendencias*.

Por supuesto, puse las palabras “papel sellado”, “papier timbré”, “stamped act”, “stempelpapier” en el buscador de Ngram Viewer para el periodo 1500-2008…

Aparecieron tres gráficos distintos:

  • “papel sellado”

Capture d’écran 2016-02-10 à 14.31.36

  • papier timbré”

Capture d’écran 2016-02-10 à 14.32.25

  • “stamped paper”

Capture d’écran 2016-02-10 à 14.32.54

  • “Stempelpapier”

Capture d’écran 2016-02-10 à 14.55.18

 

Falta la posibilidad de superponer los gráficos, para comparar en una misma imagen la producción escrita en los distintos idiomas. No existe la posibilidad de entrar “gezegeld papier” (holandés). Y “Carta bollata”, en italiano, surge solamente a partir del siglo XIX.

Según el gráfico, aparece la locución “papel sellado” en el mundo hispanohablante durante el siglo XVI, sin que se pueda diferenciar los lugares de este universo lingüístico gigantesco. El mundo anglófono, por su lado, abarca Estados Unidos, Inglaterra, Australia, entre otros. Muchos de los libros o textos referenciados para los siglos XVI y XVII remiten a diccionarios, compilaciones de textos legales, manuales. No creo sin embargo que eso permita deducir directamente que el papel sellado/papier timbré/etc. se convirtió en una expresión de uso común a partir del siglo XVIII -a menos de definir de manera precisa el “uso común” a partir de un corpus de libros digitalizados por Google. Pero sí, lo vemos vinculado a obras no jurídicas en el siglo XVIII. Por ejemplo, en el texto titulado “Mémoires de Jean Ker de Kersland”, fechado en 1728, publicado en Rotterdam, contiene datos sobre lo que debe hacer un extranjero que quiere instalarse en Amsterdam y arrendar una casa: tiene que hacer un contrato en papel sellado, para lo cual se paga un impuesto al estado, sin contar lo que se paga al corredor… (p. 142).

De buenas a primeras, parece interesante tomar conocimiento de los documentos recopilados por Google Books y encontrar de esa manera datos sobre el papel sellado, es decir seleccionando periodos. Así, vemos que el año 1656 tiende a representar un “peak”…
La necesidad de producir textos que reiteren la obligación de uso del papel sellado y de respeto de las normas vigentes, se debe probablemente a un movimiento general de publicación de textos de este tipo para profesionales del derecho: abogados, escribanos, jueces. Estos tipos de libros se encuentran digitalizados en las bibliotecas a partir de las cuales Google Books emprendió su labor. Al respecto, advierte Felipe Castro que estas bibliotecas son de prestigio, y por lo tanto no albergan toda la literatura disponible. Por el otro lado, el historiador subraya que los programas de reconocimiento de escritura no siempre arrojan buenos resultados con las ediciones más antiguas. Así, por ejemplo, es necesario buscar en cada documento disponible a partir de “ellado” para no perder las ocurrencias de “papel fellado” (fi fi, es necefario, por lo menos en efpañol…).

Punto de partida para la reflexión, herramienta para divertirse, curiosidad para las posibilidades del mundo digital, desafíos lanzados por la empresa Google. Ngram Viewer ofrece varias vías para explorar… el presente de los historiadore/as.

 

Outil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s